Teorías de la comunicación: la agenda-setting

Salvados

Imagen promocional de Salvados: El fenómeno Mercadona. Fuente: la Sexta.

En las facultades de periodismo, los estudiantes aprenden las teorías de la comunicación desarrolladas por aquellos especialistas que han tenido la capacidad de analizar los medios y su papel. La teoría de la aguja hipodérmica, la espiral del silencio o la agenda-setting son sólo algunas de ellas. Vamos a analizar esta última basándonos en el caso de Salvados.

Cada domingo Jordi Évole nos sorprende con un nuevo programa. En lo que llevamos de temporada, hemos descubierto el horror de las minas de Coltán, la historia del Astral y su labor humanitaria, la verdad que escondía Pedro Sánchez o qué hay detrás de Mercadona.

Si recurrimos a las teorías de la comunicación, hay una en particular que explicaría la importancia del trabajo de Évole: la agenda-setting (teoría del establecimiento de la agenda).

Esta teoría defiende que los medios de comunicación tienen la capacidad de definir qué tiene interés y qué espacio ocupa. Si utilizamos a Salvados como ejemplo, vemos que al día siguiente de la emisión del programa los periódicos de una y otra ideología llevan entre sus páginas artículos relacionados con el tema del programa. Por ejemplo, el programa dedicado a Mercadona, además de convertirse en trending topic en Twitter gracias al hashtag #FenómenoMercadona –promovido por el propio programa– apareció en los siguientes periódicos:

Captura de pantalla 2016-12-04 a las 12.03.56.png

Fuente: Twitter @elperiodico

Captura de pantalla 2016-12-04 a las 11.50.36.png

Fuente: Twitter @elmundoes

Captura de pantalla 2016-12-04 a las 11.45.22.png

Fuente: Twitter @elconfidencial

Jordi Évole consigue así hacernos reflexionar sobre estos temas actuales (no de actualidad) por un periodo de tiempo, aunque sea breve. Desde nuestro blog, hemos querido participar en este establecimiento de la agenda y hemos realizado una entrevista a uno de sus trabajadores que ha preferido no dar el nombre.

PREGUNTA. Cuál ha sido tu reacción al ver el documental, ¿te identificas más con el discurso de los trabajadores o con el discurso de los jefes?

RESPUESTA. Me identifico totalmente con lo que cuentan los empleados entrevistados ya que todo lo que cuentan es la realidad que yo vivo en el Mercadona en el que trabajo. Además, no son casos aislados sino es un sistema generalizado en el que los jefes de Mercadona presionan a sus empleados y crean un clima de tensión.

P. ¿Ha cambiado la visión que tenías sobre la empresa?

R. No, no ha cambiado mi visión de la empresa ya que sé lo que hay. Lo que sí es verdad es que incluso ha empeorado ya que no sabía nada de los proveedores ya que, en las formaciones, nos afirmaron que los proveedores al serlo únicamente de Mercadona, obtenían muchos beneficios. Pero viendo lo que se muestra, entiendo la política de bajos precios que sigue la compañía.

P. ¿Ha habido algún tipo de reacción por parte de tus compañeros de trabajo? ¿Y por parte de tu jefe?

R. No ha habido ningún comentario ni reacción por parte de los compañeros, pese a que la mayoría hemos visto el documental. Todos sabemos lo que se cuece pero en mi caso, no me atrevo a criticar abiertamente a la compañía ya que ello me puede traer represalias. Sí hubo una reacción por parte de nuestro jefe, quien nos reunió el sábado anterior a la emisión del documental, y nos advirtió que los empleados que salían eran unos “resentidos” y que, si algún cliente nos preguntaba, debíamos quitarle hierro al asunto.

P. ¿Ha habido alguna reacción por parte de los clientes?

R. No, ningún cliente me ha hecho ningún comentario referente al documental.

P. ¿Cuáles son las estrategias de Mercadona para crear un sentimiento de pertenencia a la empresa? ¿Crees que tienen que ver con ese pensamiento sectario del que se habla en el documental?

R. Las estrategias se reducen a realizar una reunión cada 3 meses en la que el responsable de zona nos explica las maravillas de Mercadona y en las que nosotros debemos explicar cómo nos sentimos trabajando en esta empresa. Obviamente, nadie se atreve a criticar la empresa ni exponer ninguna crítica. Sin duda, hay un adoctrinamiento en el que nos obligan a comulgar con los valores de empresa y creer firmemente en el Plan de Calidad Total y, quien no comulga con ello, no tiene cabida en la empresa.

P. ¿Cómo ves la explicación dada por el Director de Comunicación y la Directora de Relaciones de Mercadona?

R. Todo lo que dicen es falso y además se nota que es un discurso meditado y aprendido. De hecho, es el mismo discurso que se dice a los empleados en las formaciones iniciales. No hay ningún elemento de reflexión sino simplemente un conjunto de frases vacías.

P. ¿Es cierta la política de donación de alimentos?

R. Al menos en mi centro, no. De hecho, nos lo han justificado diciendo que, como no pueden garantizar que el producto esté en buenas condiciones para el consumo, lo tiran para evitar posibles intoxicaciones o demandas.

P. ¿Has vivido algún caso de baja laboral similar al que explican?

R. Sí, sé que hay compañeros de mi centro que han tenido que avanzar su baja para ir a trabajar. O que, aún estando con problemas físicos, les han hecho trabajar (aunque cambiándoles de zona). Por ejemplo, hay una compañera que está trabajando con agujas clavadas para solucionar una fractura.

P. Entonces, ¿son ciertas las presiones para no coger la baja? 

R. Sí, siempre se intenta que los empleados falten el menor tiempo posible al trabajo.

P. ¿Existe algún otro tipo de presión relacionado con las tareas que debéis realizar o el apariencia personal?

R. Sí, nos impiden ordenar la tienda hasta que no haya salido el último cliente. Eso nos obliga a cerrar normalmente entre 10 y 20 minutos tarde y, por supuesto, este tiempo extra no está remunerado. En el caso de los hombres, nos obligan a ir siempre afeitados y, en el caso de las mujeres, les obligan a ir siempre maquilladas aunque estén en secciones como la carnicería o la pescadería. En este sentido, es una política bastante sexista.

P. En resumen, ¿cuáles son los elementos positivos y cuáles los negativos de trabajar en Mercadona?

R. Sólo hay un elemento positivo: el sueldo. No creo que el hecho de tener un contrato indefinido sea una garantía de tranquilidad ya que, con la reforma laboral, nos pueden despedir sin mayores problemas. En cuanto a los elementos negativos, se encuentra el temor a ser reprendidos si no cumplimos con las exigencias de la empresa, la presión por vender, el hecho de no tener beneficios sociales ni descuento para empleados y que, por ejemplo, nos tenemos que comprar nosotros mismos el calzado de seguridad.


A través del testimonio de uno de los trabajadores, hemos intentado conocer de primera mano lo que vimos de Mercadona en Salvados. Juzguen ustedes mismos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s